Vivienda de interés social 🏠

En México entre 1950 y 1970 se alcanzó el doble de su población, por lo que para poder satisfacer las necesidades de vivienda adicionando que más de la mitad de los trabajadores mexicanos enfrentan limitantes económicas para poder acceder a un financiamiento para la adquisición de una vivienda , se promovió el pago de impuestos para los trabajadores, generando de este modo fondos para un sistema de préstamo para obtener una casa. Ante esa realidad la respuesta del Estado a tal problemática ha sido la oferta de la llamada vivienda de interés social.

Así nace en 1972 el El Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores de México (INFONAVIT), una institución financiera cuyo propósito fundamental es dar financiamiento hipotecario a trabajadores de escasos recursos que laboran en empresas del sector privado.

“La vivienda de interés social es la que cumple con el espacio mínimo suficiente para albergar con calidad y dignidad las actividades sociales, privadas e íntimas del núcleo familiar. La que asegura la estabilidad social y la armonía con el entorno, cultural y social.»

La arquitectura para el desarrollo de una vivienda de interés social requiere de ingenio y economía. En consecuencia, el proyecto arquitectónico deberá ser capaz de proponer la mejor solución para abatir al máximo los costos de una casa individual o de un agrupamiento de viviendas sin detrimento de su calidad funcional, ambiental y estética.

Las dimensiones de todas las construcciones están determinadas por las necesidades, el presupuesto y la finalidad del proyecto. Actualmente, en una casa infonavit sólo se puede construir máximo 75 mts2 , donde debe tener recamaras de máximo de metros 2.7 x 2.7 mts2.

Las casas se entregan con lo mínimo indispensable: al ser viviendas de fraccionamientos perfectamente autorizados, deben cumplir con los requerimientos legales de tenencia, infraestructura, acabados que aseguren la salud y una estructura sólida y protectora.

Este tipo de desarrollos cuenta con servicio de energía eléctrica, con calles pavimentadas, banquetas perfectamente coladas y acordonadas, luz mercurial en las calles y avenidas, un porcentaje para zona escolar, otro para áreas verdes y de esparcimiento y otro más para zonas comerciales.

Las viviendas de interés social son una oportunidad para que las familias mexicanas tenga acceso a una vivienda, la calidad de las construcciones y el diseño dependerá de contratar profesionales con ética para la coordinación de estas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *